martes, junio 14, 2005

Los archivos perdidos de orion: Dreadstar

"Una noche de 1980,el Cuerno del Infinito ponía fin a toda una galaxia, la larga odisea de la metamorfosis había concluido con las ultimas palabras basculadas de Aknaton y una ultima mirada a su verdugo, Vanth Dreadstar".
Con este acto se ponía la primera piedra de lo que seria una de las más brillantes e interesantes series de ci-fi/space opera de la primera mitad de los años 80.


comienza la leyenda...

En plena ebullición con la saga cinematográfica de Star Wars, un notable y desatado Jim Starlin que venía de marcar momentos épicos durante la segunda mitad de los años 70 en series tan dispares como Warlock, Capitán Marvel o Sang-Chi, se lanzo con una de sus obras mas personales y más redondas, la saga del guerrero rebelde Vanth Dreadstar (y Compañía) y su lucha contra el Imperio del Alto Señor Papal(entre otros).

Sin embargo, y pese a que la saga de Vanth Dreadstar podía resultar algo de digestión ligera y consumo rápido, era todo lo contrario. Nos encontramos con historias complejas, con una caracterización de personajes, ya fuera con Vanth, el carismático hechicero Syzygy o el bravo Oedi hasta el mismismo Señor Papal, muy trabajada y mostrando siempre que no era nada blanco o negro, que el eterno matiz gris siempre esta presente, que a veces los logros se conseguían tras mucha sangre derramada (literalmente hablando), cuestionando el poder de los bandos en juego (y mucha mala baba por el camino), que ni uno ni otro representaban una solución clara..., todo esto bien acompañado con esas gotas de space-opera para hacerlo mas digerible y mas épico


Starlin desatado

El primer numero regular, tras 3 novelas graficas iniciadas en 1980 con La Odisea de la Metamorfosis, se publica a finales de 1982 con guión y dibujos de un excelente Jim Starlin, bajo el sello EPIC de Marvel, salida editorial para todos aquellos autores que querían trabajar sin ataduras y conservando sus derechos sobre su obra(muy especialmente).

Con una cadencia bimestral y con 32pgs/numero permitían un mejor cuidado en el ámbito creativo y ya lo creo que fue así. Empezó con mucha fuerza y pronto veríamos como el universo de Vanth Dreastar se iba edificando, el objetivo del prota, el trasfondo que le rodeaba con las legiones del Alto Señor Papal "educando" masas, la introducción de su peculiar compañía, la mujer que cambiaria la vida a Vanth, Willow, el charlatán Skeevo, sumados al renegado Syzygy y al híbrido Oedi, personajes todo ellos, que evolucionaban y actuaban en una época comiquera donde esto aun escaseaba en la Industria.


El enfrentamiento definitivo
contra El Alto señor Papal

Hubo momentos para la diversión, aprendizaje de magia, entrenamiento en tácticas mentales, asaltos temerarios a los Pilares papales, amor, traición ,aventura...,que más se podía pedir. Aquella serie estaba viva, un torbellino grafico nos azotaba numero a numero junto con un tratamiento narrativo minucioso, todo funcionaba como un reloj suizo...

Pero como todo reloj, no tardo en verse los primeros fallos y muestras de cansancio, de no saber por donde avanzar. Se le había dado tantas vueltas de rosca al personaje, incluyendo su muerte, su regreso de ésta, su cambio de vestimenta por una más propia de un superhéroe de 3a, sus nuevos poderes y adversarios secundarios (trasuntos en mallas de colorines) y finalmente (todo tiene que llegar) la muerte del Alto señor Papal y la Caída de su Imperio.


Último número de Starlin
(El desgaste era total)

Quizá fue cansancio, aburrimiento, falta de ideas (esto nunca) o quizá apretones con otras editoriales lo que provocó que Jim Starlin lanzase lastre en la serie. Esto ya se veía venir con la introducción de nuevos dibujantes (desde el nº33) que quitaran carga de trabajo a un Starlin que iba mas justito numero a numero, y en el nº40 (tras 26 en Epic y desde el 27 hasta el final de la serie, el nº64 en First Comics) empezó a compartir la labor de guionista con otra persona. Quizá fue una salida en falso, quizá se tuvo que dar el cierre a la serie con el desgaste de su creador (muchos números antes y sin tanto marear la perdiz) pero como todo es dinero en esta vida, la editorial no iba a tirar de la cadena tan pronto. En el nº41 aparece Peter David (recomendado por Jim Starlin) como escritor compartiendo tareas y un novato Angel Medina a los lápices.

El primer numero regular, tras 3 novelas graficas iniciadas en 1980 con La Odisea de la Metamorfosis, se publica a finales de 1982 con guión y dibujos de un excelente Jim Starlin, bajo el sello EPIC, salida editorial para todos aquellos autores que querían trabajar sin las ataduras y conservando sus derechos sobre su obra (muy especialmente).


Primer número de Peter David
(¿una nueva esperanza?)

Primer numero de Peter David (una Nueva Esperanza?)\r\n

Con el nuevo equipo se intentaba conseguir volver a darle cierto rumbo a una serie que, quizá estaba viviendo números ya prestados, toda la popularidad de la serie a mediados finales de los años 80,se iba diluyendo tan pronto perdía interés el propio autor, un autor que experimentó todas sus fobias y filias, inquietudes, criticas,experiencias en aquella botella cósmica llamada Vanth Dreadstar.

Con Peter David al mando, si algo no iba a faltar era buenas historias, aventuras, personajes carismáticos y nuevos niveles que explorar con el clásico sentido del humor tan característico de todas sus obras posteriores que compensasen el desgaste de Starlin.

Y si algo se puede decir, es que pese al nuevo rumbo que se le dio (nuevos objetivos, nuevos enemigos, mismos compañeros-Oedi-Skeevo..), y en el que se seguía manteniendo un chirriante uniforme (recuperada ya su espada, menos mal) supo equilibrar lo suficiente para que la seria aguantara hasta su numero 64 (Starlin abandona el barco en el nº57) dejándole la oportunidad a David de poder poner la guinda al pastel, y ya creo que lo supo, con un ultimo número muy peculiar donde daba salida su particular vena cómica con un enfrentamiento con ciertos personajes liderados por Leonard Nimoy (o era Spock?).


Ultimo numero Regular
(Año 1990-1991)

Y como todo, y pese a caer en el sueño eterno de los justos, de haber marcado un pequeño momento en aquella frenética década creativa que fueron los 90, Dreadstar volvió.., durante poco tiempo pero volvió en 1994 con una miniserie de 6 números bajo el sello Bravura, de Malibu Comics. seguía Peter David y le acompañaba Ernie Colon, y volvían Oedi, Skeevo, Willow.. algún querubín. Dreadstar..., supo resistir nuestro admirado Vanth Dreadstar hasta que cayo el telón o, quizá, sólo quizá, dejó la puerta abierta para surcar el futuro.