jueves, febrero 02, 2006

Los Archivos de Orion: Power Pack

"Mirad al cielo, es un pájaro, es un avión.... ¡no, es la Familia Power!"

Si los 4 Fantásticos constituían la primera 'familia' de Superhéroes Marvel, dos décadas después se le sumaria otra familia afincada en la ciudad que nunca duerme compuesta por 4 hermanos 'preadolescentes' (Alex, Julie, Jack y Katie, especialmente esta ultima, quien no la recuerda en aquel brutal numero de Lobo Herido en Uncanny X-Men nº205?) que accidentalmente, también, adquirieron sus poderes y unos padres científicos que ignoraban la realidad que les rodeaba, y que hicieron las delicias del publico durante la segunda mitad de los años 80, labrándose cierta popularidad y cariño con aventuras desenfadadas y divertidas, aunque también tuvo su espacio para tratar aspectos mas reales y serios de la vida 'real'.

Temas como el abuso sexual a menores, la contaminación del medioambiente, el consumo de drogas, la violencia de las armas, secuestros, asesinatos o la ausencia de las figuras paternas en la estructura familiar... representaron un autentico bofetón de 'realidad' dentro de un serie de Superhéroes donde se busco detrás de Spandex talla infantil ante todo la reflexión del lector vía moralina marveliana.

Concluyendo con las principales características que hicieron carismática la serie, sin duda el equipo creativo que dirigió la serie durante un buen camino de los 62 números que duro la serie regular (1984-1990), Louise Simonson y una jovencísima June Brigman a los lápices. Efectivamente, nos encontrábamos con el primer equipo creativo formado por mujeres que se encargaba de una serie 'menor' de Superhéroes en una de las grandes 'ligas' como era Marvel, donde también se encontraban ya una veterana Mary Jo Duffy o nuestra querida Ann Nocentti.

Durante el primer año se fueron asentando las bases de la serie, los orígenes y motivación, presentando personajes secundarios (los Kymelianos y los Snarks) y algún que otro villano antagónico (Carmody/Bogeyman o el Snark Jakal) y dándose a conocer dentro del Universo Marvel con personajes invitados como Spiderman, Marrina o muy especialmente Capa y Puñal o a través de diferentes crossovers ya fuera con las Guerras Asgardianas, las Secret Wars-II o la Masacre Mutante durante el segundo año de la serie, y que permitió introducir al 5º miembro del grupo, Franklin Richards.

June Brigman abandonó el apartado grafico de manera continuada en el nº17 sustituyéndole el gran Brent Anderson hasta que llegaron Jon Bogdanove y Bob Wiacek en el 22 convirtiéndose en la referencia grafica mas regular de Power Pack durante mucho tiempo y asumiendo también la labor literaria tras la marcha de Louise Simonson en el nº40, aguantando hasta el nº54 cuando Bogdanove se marcha a 'pastos mas verdes con forma de x'.

Hasta la marcha de Simonson y posteriormente de Bogdanove, la serie se iba cimentando y creciendo en popularidad, aventuras espaciales durante las Guerras Snarks, encuentros con los Nuevos Mutantes y viajes al Limbo, Molde Maestro y Factor-X, cruces con La Caída de los Mutantes y especialmente con Inferno con la saga definitiva de Bogeyman, mientras las relaciones y las diferentes personalidades de los hermanos Power se definían como nunca gracias a esas gotitas de realidad que suministro Simonson y que continuo Bogdanove, haciendo suyo la enorme carga de la responsabilidad en personas tan jóvenes, haciendo la serie mas adulta y seria, cosa que no debió gustar mucho y que hubiera sido, en cual caso, un buen momento para haber puesto punto final a la serie.

Lamentablemente se asignó un nuevo equipo creativo a partir del nº56, Michael Higgins y Tom Morgan (muy conocidos en su casa) que lapidaron a una velocidad sin precedentes en la historia del comic el buen trabajo de Simonson, Brigman o Bogdanove. El desastre fue de tal envergadura que se cerro la serie en el nº62 y se tuvo que recurrir a la dupla Simonson/Brigman como apagafuegos para borrar y obviar la chapuza en un 'Especial Verano' de 1992, y devolver a los Power Pack a la normalidad.

Durante los años 90, los Power Pack cayeron en el olvido exceptuando la inclusión de un crecidito Alex en los Nuevos Guerreros y una adaptación televisiva en un capitulo piloto de las 'alegres aventuras Power' que no fue a más afortunadamente.

En el 2000 se publicó una serie limitada de 4 números que traían de vuelta a los hermanos Power mas creciditos (el único aliciente de la miniserie) escrita por un no demasiado afortunado S.C. Bury que no lograba salvar la dibujante Colleen Doran que nos hacían recordar épocas pasadas y, por lo menos, sirvió para recordar a los hijos predilectos de los años 80, surtiendo efecto unos añitos después con Mark Sumerak y los Estudios Gurihiru que se encargaron de 2 miniseries de 4 números a lo largo del 2005,la primera a mediados y la segunda a finales de año, logrando cierto éxito.

El éxito de ambas se puede buscar especialmente al efecto nostalgia y revival que se esta viviendo actualmente con los años 80 y a un par de detalles, la continuidad de los Power Pack se ha situado en el 3er año de la serie regular de los años 80 (es decir, cuando funcionaba ) y se le ha añadido unas gotitas de grafica manga, siempre efectista y colorista para hacer que funcione. Ahora queda por saber la duración del 'chollo' y cuanto tardarán en aparecer Simonson y Brigman... pero en fin amigos lectores, esperando que Panini no nos defraude, no tardaremos en dar nuestra opinión al respecto.

Viva los 80!!